Comunicado del hermano mayor

96

Antonio de la Morena anima a los congregantes a rezar una oración en familia en las casas, ya que el triduo en honor a la Virgen previsto para este fin de semana se ha suspendido por las circunstancias sanitarias actuales

Estimados congregantes:

Hoy teníamos previsto comenzar el Triduo en honor a Nuestra Señora de la Soledad, y que lamentablemente tuvimos que suspender. Las circunstancias sanitarias que todos estamos sufriendo en esta Cuaresma nos han llevado a cancelar nuestros actos, pero no quiere ello decir que debamos dejar de lado nuestra profesión de fe, sino planteárnosla de una manera distinta.

Por ello, y aunque esperamos poder celebrar el Triduo en junio, os animo de corazón a que dediquemos hoy viernes y mañana sábado a las 20.15 horas y el domingo a las 13.00 horas unos minutos de oración en familia, en nuestras casas, encomendándonos a la Santísima Virgen de la Soledad, y pidiendo por todos aquellos que sufren en estos momentos, así como por los que se esfuerzan en el servicio a los demás.

Igualmente, quería agradecer un gesto que me llena de orgullo como congregante, pues aunque la Comisión Permanente decidió atender aquellas solicitudes de devolución de inscripciones que se recibiesen, éstas no solo han sido mínimas, sino que se han visto ensombrecidas por las recibidas de todos aquellos congregantes que no se habían inscrito aún y que continúan haciéndolo a día de hoy.

También quería anunciaros que, una vez sufragados los gastos que la Congregación tenía ya comprometidos, el resto del importe de las inscripciones se destinará íntegramente a las Hermanas de la Cruz, madrinas de la coronación canónica de Nuestra Señora de la Soledad, cuyo Triduo hoy viviremos cada uno en nuestras familias, pero todos partícipes de esta gran familia que es la Congregación de Mena.

Recibid un abrazo en Cristo.

Antonio de la Morena González

Hermano Mayor